Return to site

Yamile: Cuarto Capitulo

Yamile Acosta

Hola! Aquí de nuevo te escribe Yamile Acosta para contarte más sobre la aventura de mi vida. Ahora que ya saben cuál ha sido la gran sorpresa que me lleve al entrar a clases y la primera impresión que tuve al conocer a mis compañeros, podemos continuar en la parte donde sentía que moría. Si, es real, me sane sin tomarme las medicinas chinas que solo me hacían vomitar, es realmente sorprendente el poder de la mente y cuántas fueron mis ganas de estar bien para lograrlo, pero vamos, que les contaré cómo pasó todo más a detalle.

Un día miércoles me levanté a las 6:30 a.m. y me preparé para ir a clases. Mi horario del primer semestre era el siguiente, iba a clases de 8 a.m. a 12 p.m. y luego tenía un break de dos horas para comer y regresaba a clases de 2 a 4 p.m. y de 4 a 6 p.m; tenía dos horas conocidas como "evening study" en dónde teníamos que quedarnos en el salón a hacer tarea, estudiar o adelantar trabajos. Ese día únicamente pude asistir a clases de 8 a.m. hasta 12 p.m. porque después comencé a sentirme muy mal, fui al hospital a que me checaran y resultó que tenía que tomar medicina y todo estaría bien, estuve así dos días y realmente sólo empeoraba así que regresé al hospital y me internaron por todo un día. Tuve que quedarme 8 horas aproximadamente en el hospital para recibir suero y se supone que a las seis horas de estar recibiendo el suero debería de estarme sintiendo mejor pero sólo empeoraba, entonces me trasladaron a otro hospital, me hicieron muchos exámenes de sangre y orina, así como rayos equis para asegurarse que todo estuviera bien. Al final resultó que tenía una infección grave y como ya les había dicho no entendí mucho porque todavía no sabía nada de chino y tuve que estar toda una semana internada, reposando, sin hacer esfuerzos y recuperando energías.

En la vida es muy importante rodearte de buenas amistades, aunque son difícil de encontrar y se cuentan con los dedos de las manos, cuando encuentras amistades sinceras son de los mejores regalos que ésta vida te puede dar y de no haber sido por una de esas grandes amistades, honestamente yo no sé como le hubiera hecho. Yohann N'goala, nacido en Martinique una isla al norte de Santa Lucia que conforma una de las 18 regiones de Francia es una de esas personas y él fue quien estuvo día y noche conmigo durante esa semana sin importar qué, realmente no llevábamos tanto de conocernos pero es ahí donde uno conoce como son las personas y honestamente me siento muy afortunada por tener a una persona con un corazón tan grande y sincero tan lejos de casa. Además de platicarles sobre mis experiencias quiero platicarles sobre mi persona, mi forma de pensar y lo que me hace ser quien soy.

Regresando un poco a mi estado de salud en aquellos momentos, yo estaba muy enferma pero también muy triste, cada que me levantaba lloraba y cada que me iba a dormir igual, me sentía un tanto sola y lejos de casa, me sentí muy infeliz e insatisfecha con todo lo que me pasaba en ese momento. Realmente logré salir adelante gracias a varios factores, el primero y más importante para mí es Dios, está conmigo en todo momento, me cuida y me da fuerzas para salir adelante, el segundo es la familia y las buenas amistades pero uno fundamental para cualquier cosa en esta vida es, tu estado mental. Si tú no estás bien contigo mismo internamente es imposible que estés bien contigo mismo externamente, cuando tu cuerpo se enferma éste está tratando de decirte algo; algo de lo que tú no te has dado cuenta que es importante corrijas para continuar con pasos firmes. En ese momento yo me encontraba muy inestable emocionalmente, era una ola de emociones, me acababa de venir a China, era mi primera vez sola, lejos de casa, siendo mi propia madre y padre, tomando mis propias decisiones, dándome mis propios permisos, cuidando los pequeños detalles. Ésta experiencia realmente me ha dado la oportunidad de abrir los ojos y darme cuenta de lo afortunada que soy por la vida que he tenido y estoy segura que mucho de ustedes se pueden relacionar con esto, en casa tenemos quién nos haga de comer la mayoría del tiempo, tenemos quién nos lave ropa, quién nos cuide y nos de compañía cuando nos enfermamos y también cuando no. No tienen una idea como se extraña inclusive el estar peleando con tus hermanos un día en casa. En ese momento, en el hospital, enferma, triste y sintiéndome sola fue cuando me di cuenta del hermoso regalo que es la vida así como la familia y los momentos felices.

 Extrañaba a mis hermanos con quiénes peleaba mucho pero también compartía momentos inigualables llenos de amor y felicidad, extrañaba a mis papás que siempre vieron por mí, por cuidarme, amarme y darme lo mejor en esta vida, extrañaba a mis amigos, aunque eran pocos eran sinceros, aquellos que me aconsejaban y me hacían reír en todo momento y no solo eso, extrañaba mi ciudad, mi México, su comida, su gente calida y su clima. Tener una experiencia como la que yo he tenido hasta ahora me ha hecho valorar hasta los más pequeños detalles de la vida, poder estar con tu familia, ver películas con ellos un domingo por la tarde, estar platicando con tus hermanas y jugando con tus hermanos, tomar un café con un buen amigo y disfrutar de un bello atardecer en tu ciudad. A veces, no nos damos cuenta de lo afortunados que somos por la vida que tenemos y algo natural de los seres humanos es que siempre queremos más, el día de hoy simplemente quiero compartirte lo afortunada y bendecida que hoy por hoy me siento, día con día intento superarme, aprender algo nuevo pero sobre todo, ser feliz, la vida es sólo una y todos bien sabemos que es pasajera, disfrutemos nuestra estancia aquí, aprovechemos las oportunidades que está nos brinda y seamos felices. Esta es la aventura de mi vida y tengo mucho que contarles, si te interesa mi vida no olvides leerme cada semana, te traeré una nueva aventura con mucho crecimiento, aprendizaje y más.

Te doy la oportunidad de leerme y tú, me das la oportunidad de contarte? Nos vemos la próxima semana con más emoción que está pero menos que la próxima. Te deseo una linda semana y muchas buenas vibras. Adiós!

Yamile Acosta Frausto

Facebook @yamile.acostafrausto​

Instagram @yamilefrausto

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK