Return to site

Beijing, Pekín, un tesoro de China

Luisa Gomez

Aquí nuevamente, que gusto que me estés leyendo. Soy Luisa Gómez y el día de hoy les quiero platicar de uno de los viajes más bonitos de mi vida hasta ahora, Beijing. Una ciudad hermosa llena de lugares mágicos y llenos de historia. Todo comenzó tomando el tren bala a las 6:00 am desde Xian a la capital de China. Hice alrededor de 6 horas, pero la verdad es que no se sienten. El tren hace paradas en varios pueblitos del camino. Cuando por fin llegue, fui a comer con mi guía y uno de mis mejores amigos que actualmente vive ahí.

Pekín tiene muchos palacios y templos hermosos, pero mi favorito fue el palacio de verano. Considerado desde 1998 como patrimonio mundial de la UNESCO. Es un área de alrededor de 300 hectáreas y fue construido alrededor de 1750. La mayor atracción es la pagoda central y el puente de mármol. Fue preciso llegar “a la hora dorada” para ver el atardecer en el lago congelado.

Otro templo muy bonito es el templo del cielo con un respaldo histórico impresionante. Se dice que fue construido alrededor del 1406-1420. Este lo visitaban los emperadores anualmente para que les fuera bien en las cosechas. Saliendo de ahí tomamos el metro, el cual es muy fácil de entender, hacia el templo Lama. Este es el templo de budismo tibetano más grande de Beijing. Sirvió como hogar de emperadores de China hasta 1744. La arquitectura de ambos es espectacular y sumamente detallista.

Creo que cualquier persona que viene a China debería de comer alguna cosa exótica que la gastronomía de este país ofrece. El lugar perfecto para encontrar cucarachas, gusanos de seda y arañas es la calle Wuanfuyin. En mi caso fueron escorpiones, y la verdad no es algo que me comería de botana, pero recomiendo totalmente probarlo. Son crujientes y tienen un sazonado muy diferente. En esta calle pasamos de insectos a deliciosos restaurantes de talla internacional y hermosos centros comerciales.

Si en tu plan esta conocer algunas de las zonas más exclusivas de la ciudad y donde se pueda sentir el occidente del mundo, Sanlitun es una muy buena opción. Aquí podrás encontrar restaurantes de todas partes del mundo y tiendas exclusivas. La mayoría de las embajadas se encuentran en este lugar. Nosotros como buenos mexicanos decidimos ir a “El Barrio” un restaurante 100% mexicano. Comimos delicioso y por supuesto nos tomamos micheladas bien frías. La comida mexicana te sabe a gloria cuando estás lejos de casa, aunque sea muy sencilla.

Por último, la gran Muralla China. Desde que llegue a China estaba muy emocionada de ir a conocerla. Un lugar de enorme riqueza cultural que sin duda no te puedes perder en tu viaje a China. Estar sobre tantos años de historia es una experiencia difícil de explicar y pensar en toda la gente que estuvo parada ahí para defender a su país. Y antes de despedirme de Beijing fui a caminar por Tian an men, el cual lo comparé con el zócalo de la Ciudad de México. Es una explanada, donde se encuentra el mausoleo de Mao Zedong, el museo nacional de China y oficinas de órganos del gobierno.

Esto solo fueron tres días en Beijing y me faltaron varios lugares por conocer. Sin duda es una ciudad con todo tipo de atracciones y puntos de interés.

Nos vemos la siguiente semana!

Te invito a que sigas mi vida en China más cerca a través de Instagram, @luisamagoma

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK